RADIOFRECUENCIA ~ Monopolar ~ Capacitiva & Resistiva

A medida que van pasando los años, aunque la edad sólo es un número, nosotrXs vamos cambiando, maduramos en muchos aspectos a mejor, en otros, nos gustaría que ese paso del tiempo se detuviera. La radiofrecuencia es una ayuda en esos casos.

La piel (el órgano más grande que tenemos en nuestro cuerpo) posee una superficie aproximada de unos 2 metros cuadrados y se encuentra en constante cambio.

Se divide en tres capas:

– Hipodermis (capa más profunda)

– Dermis (capa intermedia)

– Epidermis (capa superficial)

A partir de los 30 años, empezamos a notar que esos cambios son cada vez más significativos: líneas de expresión, falta de luminosidad, opacidad…

A partir de los 40, las «líneas de expresión» han pasado a un grado mayor «arrugas», empezamos a notar poca flexibilidad e incluso la flacidez nos llama a la puerta y ¡es para quedarse!

Hay algo que subrayar y es que NO EXISTEN LOS MILAGROS.

Dicho esto, lo que sí existe es un tratamiento que, cuanto antes lo conozcamos y empecemos a incluir en nuestras sesiones de belleza para combatir los signos de envejecimiento, ¡MEJOR!

La radiofrecuencia facial es un tratamiento indoloro, no invasivo y totalmente recomendable a cualquier edad.

Hablamos de un recuperador celular, trabaja nuestra piel desde dentro hacia afuera (de dermis a epidermis) aumentando la temperatura de los tejidos y gracias a esto, nuestros fibroblastos sintetizan más colágeno. También estimula nuestra circulación y facilita el drenaje linfático, aportando luminosidad.

Con este tratamiento de radiofrecuencia conseguimos que nuestra piel se vuelva más flexible y resistente. Al mismo tiempo prevenimos los efectos del paso del tiempo, retrasando la aparición de arrugas y flacidez.

Los efectos son inmediatos desde la primera sesión (efecto buena cara, descansada, luminosa) pero lo aconsejable es realizarse entre 6 y 12 sesiones para que los efectos sean duraderos, aunque la profesional determinará en cabina, tras un diagnóstico facial, cuantas son las adecuadas para ti.

Sin duda es uno de los mejores tratamientos para realizarte en cabina, ya tengas 25, 35, 49 o 65 años.

Aunque siempre surgen dudas:

¿Por qué aparecen las arrugas y flacided?

Porque nuestras células dejan de producir colágeno, y es una proteína que necesitamos si queremos que nuestra piel siga tersa y compacta.

¿Con una sesión lo noto?

Si, pero los efectos son a nivel epidérmico, luminosidad, buen tono de piel y efecto descanso 100%. En estos casos, si sólo queremos una sesión, cuanto más joven sea la piel, los efectos serán mejores.

¿Cuántas sesiones necesito si tengo arrugas y flacidez?

Primero hay que hacer un diagnóstico para determinar cuantas sesiones se necesitan, lo mejor es personalizar los tratamientos SIEMPRE.

Segundo hay que ser conscientes que ni las arrugas, ni la flacidez, desaparecerá como por arte de magia. Mejoraremos notablemente la calidad de nuestro cutis pero los resultados siempre dependerán de varios factores (edad, cuidados de belleza en casa, entre otros…)

Y tercero tenemos que ser constantes si decidimos empezar un tratamiento, para notar resultados y no tirar nuestro tiempo ni nuestro dinero.

FALSOS MITOS

SI se puede realizar con ortodoncia.

SI se puede realizar en la cara si tenemos una prótesis metálica en cualquie otra zona del cuerpo.

NO se puede realizar en periodo de lactancia

NO se puede realizar con alteraciones en la zona a tratar

Recent Posts

Start typing and press Enter to search

Facebook
Instagram
VITAMINA C